Por qué cambian las uñas en la enfermedad renal crónica


Las alteraciones ungueales son frecuentes (50-70%). Se observa al menos un tipo de alteración ungueal en el 60% de los pacientes con IRC y en el 62% de los pacientes en tratamiento hemodialítico, siendo las alteraciones más comunes las uñas mitad y mitad, la ausencia de lúnula y las hemorragias en astilla.

La prevalencia de los trastornos ungueales entre los pacientes con IRC, se ve influenciada significativamente por los valores de parathormona, lo que sugiere un posible rol del hiperparatiroidismo secundario en el daño ungueal. La hemodiálisis no mejora los trastornos ungueales, de hecho, la prevalencia aumenta con el tiempo en diálisis, sobre todo las uñas mitad y mitad.

En general, los trastornos ungueales se observan con mayor frecuencia en los pacientes en hemodiálisis que en los que realizan diálisis peritoneal, excepto las uñas pálidas que son más prevalentes entre estos últimos.

Uñas mitad y mitad o uñas de Lindsay 

Es una afección sistémica caracterizada por una decoloración rojiza, rosada o amarronada del lecho ungueal distal que ocupa entre el 20 y el 60% de la uña, con la porción ungueal proximal blanca opaca. La decoloración no desaparece con la presión16, ni se modifica con el crecimiento de la uña, lo que implica que esta alteración se origina en el lecho ungueal y no en la matriz. Constituye la onicopatía más común (alrededor del 40%). Su prevalencia aumenta con el tiempo en diálisis y desaparecería con el trasplante renal.

En la histología se observa un aumento en el número de capilares con disminución en el espesor de la pared de los mismos.

Se cree que se debe a un acúmulo de gránulos de melanina aumentado en las capas basales de la epidermis ungueal y en la lámina ungueal. El mecanismo fisiopatológico no  está del todo claro, una hipótesis propone el aumento de la concentración tisular de la hormona estimulante de melanocitos β, debido a su pobre dializancia.

En otros casos se ha demostrado una densidad capilar incrementada por debajo de la lámina ungueal Lindsay, de quien deriva su nombre, creía que se debía a una constricción del retorno venoso del lecho ungueal, llevando a su decoloración.

Se la relaciona también con largos períodos de uremia.

Originalmente se consideraba que las uñas mitad y mitad eran específicas de los trastornos urémicos; sin embargo, se las puede observar también en la enfermedad de Kawasaki, la cirrosis, el déficit de zinc, la enfermedad de Crohn y la pelagra. Por lo tanto, hay acuerdos en cuanto a que son características de los pacientes urémicos, pero no son patognomónicas.

Leuconiquia
Consiste en la pérdida de la transparencia de la lámina ungueal que adquiere una coloración blanca opaca. Constituye uno de los cambios ungueales más observados, con una prevalencia del 23%.

Depende de la causa de la IRC ya que se observa con mayor frecuencia si es de etiología diabética e idiopática. La eritropoyetina y los niveles de fósforo son protectores
contra la aparición de esta manifestación.

La leuconiquia también podría ser un signo de anemia. Es significativamente más frecuente en pacientes trasplantados renales que en pacientes hemodializados y controles

Ausencia de lúnula
La lúnula visible depende del tamaño de la matriz ungueal, por lo tanto, el tamaño de la matriz es directamente proporcional a la aparición de la lúnula ya que consiste en la extensión distal de la matriz. La ausencia de lúnula se observa en enfermedades caracterizadas clínicamente por onicólisis, uñas distróficas, onicomadesis, traquioniquia, hiperqueratosis subungueal y a veces en personas sanas. Se observa en pacientes con IRC en alrededor del 20% y puede manifestarse en cualquier momento durante el curso de la hemodiálisis. Sin embargo, se cree que es la falla renal por sí misma y no la hemodiálisis específicamente, la que desempeña un rol en el desarrollo de la ausencia de lúnula.

Es posible que este trastorno refleje una variedad de complejos factores en hemodiálisis, incluidos cambios metabólicos en adición con la anemia.

Hemorragias en astilla
Son finas líneas longitudinales subungueales, color rojo oscuro o café, que no desaparecen con la presión. Se las observa en el 10% aproximadamente, sin embargo estas cifras no difieren de lo observado en la población general, por lo tanto se cree que sean más probablemente secundarias a traumatismos y no características de esta población.

Se desconoce su patogenia exacta pero la fragilidad capilar y la disfunción trombocitaria son comunes en estos pacientes y contribuirían a su desarrollo.
El trasplante renal reduciría su frecuencia.

Onicólisis
Es el despegamiento de la lámina ungueal de su lecho distal y/o lateral, conservando la unión con la matriz. La uña despegada tiene color amarillento-blanquecino. Se la observa en el 7%. En condiciones normales, la lámina ungueal se adhiere estrictamente al lecho ungueal, especialmente en la banda onicocorneal. Esta zona representa una barrera anatómica y su disrupción produce la separación de la lámina ungueal con onicólisis. La onicólisis es un cambio ungueal muy común que se debe a causas tanto
locales como sistémicas.

En pacientes con IRC estaría asociada a ciertos fármacos que causarían fotosensibilidad que llevaría a la fotoonicólisis.

Líneas de Beau
Constituyen depresiones profundas en sentido transversal que se inician en la matriz y progresan distalmente con el crecimiento ungueal. Se asocian con defectos transitorios de la función de la matriz ungueal y pueden ocurrir luego de enfermedades severas. Los trastornos metabólicos e inflamatorios propios de la IRC podrían darle origen. La edad es un factor protector y el uso de estatinas constituye un factor de riesgo.

http://www.dermatologiarosario.com.ar/pps/INSUFCIENCIA%20RENAL%20CRONICA.pdf

Dra Ana Mª Oltra

Coordinadora Blog Renal

Nefrología. CHGUV

Blog Escuela del Paciente Renal HGUV

La Escuela del Paciente Renal es un proyecto del Consorcio Hospital General Universitario de Valencía donde un grupo multidisciplinar compuesto por nefrólogos, psicólogos y nutricionistas tratamos aspectos de interés para pacientes con alguna patología renal o para aquellos que quieran conocer de una manera más profunda el mundo de la nefrología.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *