Hipertensión arterial en el embarazo

Está ampliamente documentado que durante el embarazo es relativamente frecuente que aumenten las cifras de presión arterial de las gestantes, lo que se denomina hipertensión gestacional, principalmente en aquellas mujeres que presentan sobrepeso u obesidad, las embarazadas de gemelos, las mayores de 40 años, y quienes ya han presentado estos problemas en gestaciones anteriores. Se estima que puede aparecer hasta en un 15% de todas las gestantes.

Una mujer es diagnosticada de hipertensión gestacional cuando su presión arterial es superior a 140/90 mmHg después de la semana 20 de embarazo, sin que se acompañe de daño en órganos sensibles, especialmente en el riñón.

Cuando esto ocurre se debe realizar un seguimiento más estrecho de las pacientes, dado que a veces es necesario finalizar la gestación antes del término del embarazo, para evitar complicaciones graves que comprometan la salud de la madre, principalmente en cuadros de preeclampsia y de síndrome HELLP, que se producen cuando a la hipertensión arterial también la acompañan la pérdida de proteínas por la orina y otras alteraciones analíticas específicas.

Como parte de la estrategia para controlar la hipertensión arterial en las embarazadas hay que tener en cuenta que no sirve cualquier fármaco, dado el riesgo de que dichos medicamentos puedan afectar al feto. Actualmente se emplea la alfametildopa como medicamento de primera línea para el control tensional durante todas las fases del embarazo. Otros fármacos que se pueden emplear, especialmente a partir de la segunda mitad del embarazo son las antagonistas de los canales del calcio (principalmente nifedipino de liberación retardada), los betabloqueantes (de elección el labetalol) o la hidralazina.

Es muy importante que la paciente cumpla con las indicaciones de sus médicos responsables y que lleve un adecuado control de la tensión arterial en domicilio.

Ángel Palacios. MIR 4º Año Nefrología

Sergio Bea, coordinador del Blog

Blog Escuela del Paciente Renal HGUV

La Escuela del Paciente Renal es un proyecto del Consorcio Hospital General Universitario de Valencía donde un grupo multidisciplinar compuesto por nefrólogos, psicólogos y nutricionistas tratamos aspectos de interés para pacientes con alguna patología renal o para aquellos que quieran conocer de una manera más profunda el mundo de la nefrología.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *