Recetas bajas en fósforo

Hoy os traemos una serie de recetas adaptadas a un nivel bajo de fósforo. Como hemos hablado en posts anteriores, el fósforo es un mineral que se encuentra principalmente en los huesos y que debido a la enfermedad renal su regulación se ve alterada. Esto hace que tengan que seguirse dos tratamientos principalmente: toma de quelantes del fósforo que aumentan su excreción y el seguimiento de una dieta baja en fósforo.

 

Recuerda que en caso de niveles altos de fósforo en sangre (hiperfosfatemia) este puede acumularse en tejidos blandos como venas o arterias, y provocar problemas tanto cardiovasculares como con las fístulas de diálisis.

 

Es por ello necesario controlar la ingesta de alimentos ricos en fósforo (carnes y pescados envasados, frutos secos, comidas preparadas, lácteos…) y mantener los niveles sanguíneos en un rango saludable.

 

Las recetas que hoy os proponemos son:

 

Lentejas estofadas

 

  • Ingredientes
    • 400 g de lentejas
    • 2 dientes de ajo
    • 1 cebolla mediana
    • 1 o 2 zanahorias
    • 1 cucharada de pimentón
    • 1 hoja de laurel
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Agua y sal.

 

  • Preparación
    • Pelar y trocear la zanahoria, y poner la noche anterior a remojo junto con las lentejas en agua abundante.
    • Poner en una cazuela las lentejas, la cebolla y la zanahoria, y cubrir con agua fría.
    • Añadir el laurel y poner a fuego medio hasta que estén listas; añadir la sal al final de la cocción.
    • En una sartén poner aceite de oliva virgen extra y los ajos a fuego lento, retirar del fuego cuando estén hechos y añadir el pimentón. Verter sobre el guiso de lentejas.

 

  • Observaciones
    • Para un mejor manejo del líquido en HD y DP, se puede escurrir el líquido sobrante de las lentejas antes de añadir el sofrito.

 

Crema de melocotón

 

  • Ingredientes
    • 3 melocotones en su jugo (6 mitades de melocotón).
    • 1 yogur natural entero.
    • 130 g de queso de untar.
    • Unas gotas de esencia de vainilla.
    • Edulcorante líquido al gusto.

 

  • Preparación
    • Escurrir los melocotones en su jugo (si se desea, se puede reserva un trozo para decorar el plato).
    • Trocear el melocotón y poner en la procesadora (picadora o batidora), junto con el yogur, el edulcorante y la vainilla.
    • Agregar el queso a la batidora hasta conseguir una mezcla homogénea.
    • Enfriar en la nevera hasta el momento de servir (una hora).
    • Adornar con trocitos de melocotón, al gusto.
    • Si se desea, incorporar el quelante de fósforo en polvo al plato justo antes de su consumo.

 

 

Christian Mañas

Nutricionista nefrología CHGUV

 

Dr. Sergio Bea Granell

Nefrólogo CHGUV

 

Blog Escuela del Paciente Renal HGUV

La Escuela del Paciente Renal es un proyecto del Consorcio Hospital General Universitario de Valencía donde un grupo multidisciplinar compuesto por nefrólogos, psicólogos y nutricionistas tratamos aspectos de interés para pacientes con alguna patología renal o para aquellos que quieran conocer de una manera más profunda el mundo de la nefrología.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Raquel dice:

    Buenos días, tenía entendido que los quesos, especialmente el de untar, eran ricos en fósforo.

    • Blog Escuela del Paciente Renal HGUV dice:

      Tienes razón los quesos de untar son más ricos en fósforo. Para que tenga menos contenido en fósforo el queso podría ser un semicurado, un curado o un requesón. El que menos contenido en fósforo tiene sería el queso fresco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *