Hablamos de Enfermedad Fabry, enfermedad de depósito

¿Qué Es La Enfermedad De Fabry?

La enfermedad de Fabry resulta de depósitos anormales de una sustancia grasa particular (llamada globotriaosilcera-mida) en las paredes de los vasos sanguíneos de todo el cuerpo. El defecto principal que permite que esto ocurra es la deficiencia hereditaria de la enzima alfa galactosidasa A, que normalmente es responsable de la descomposición de la globotriaosilceramida.

Defecto Metabólico

El cuerpo realiza continuamente procesos metabólicos que producen, reciclan y eliminan compuestos vitales. En los pacientes con la enfermedad de Fabry, uno de estos compuestos comunes formado por tres azúcares y una sustancia grasa (globotriaosilceramida) no se descompone debido a la enzima alfa galactosidasa A que falta o no funciona. Dado que este compuesto graso (lípido) no se descompone y eliminado, comienza a acumularse. Por lo tanto, la enfermedad de Fabry a menudo se denomina «trastorno de almacenamiento» debido a esta acumulación anormal. En pacientes con enfermedad de Fabry, esta acumulación se produce principalmente en la sangre y en las paredes de los vasos sanguíneos. A medida que aumenta el almacenamiento anormal de este compuesto graso con el tiempo, los canales de estos vasos se estrechan, lo que provoca una disminución del flujo sanguíneo y una disminución de la nutrición de los tejidos normalmente irrigados por estos vasos.

Herencia De Enfermedades

La enfermedad de Fabry es un trastorno hereditario. El gen defectuoso está en el cromosoma X, que es uno de los dos cromosomas que determinan el sexo de un individuo. Las hembras tienen dos cromosomas X, uno heredado de cada uno de sus padres. Los hombres tienen un cromosoma X heredado de su madre y un cromosoma Y heredado de su padre. Una mujer con Fabry recibe un cromosoma X con un gen defectuoso y un cromosoma X con el gen normal y, por lo tanto, a menudo tiene cierta protección contra las principales manifestaciones de la enfermedad. Sin embargo, este no es siempre el caso, ya que existe un alto grado de variabilidad en las mujeres. Los hombres con la enfermedad de Fabry reciben solo un cromosoma X anormal que contiene el gen anormal y, por lo tanto, expresa la enfermedad.

Todos los hijos varones y mujeres de una mujer afectada tienen un 50 % de posibilidades de heredar el gen defectuoso de su madre. Si el padre es el portador del gen Fabry, todas las niñas heredarán el gen defectuoso y no todos los niños varones. El patrón de herencia de la enfermedad de Fabry se llama herencia ligada al cromosoma X. La enfermedad de Fabry ocurre en todos los grupos étnicos. Se estima que una persona de cada 40.000 tiene la enfermedad de Fabry.

 

Síntomas Clínicos

Hombres

  • Por lo general, la enfermedad comienza en la infancia con episodios de dolor y sensación de ardor en las manos y los pies. Además, los pacientes jóvenes a menudo desarrollan una erupción cutánea manchada de color rojo oscuro (angioqueratomas) que se ve más densamente desde el ombligo hasta las rodillas, una menor capacidad para transpirar y un cambio característico en la córnea del ojo que no afecta la visión. Los episodios dolorosos pueden ser provocados por ejercicio, fiebre, fatiga, estrés o cambios en las condiciones climáticas.
  • La enfermedad es lentamente progresiva y los síntomas de compromiso renal, cardíaco y/o neurológico generalmente ocurren entre las edades de 30 a 45 años. Muchos pacientes son diagnosticados por primera vez cuando el material de almacenamiento acumulado comienza a afectar la función renal o cardíaca. Por lo tanto, es importante monitorear anualmente la función renal mediante análisis de sangre y orina porque la enfermedad renal es una complicación importante que puede ocurrir en los hombres afectados.
  • Un síntoma cardíaco común en los pacientes de Fabry es el prolapso de la válvula mitral, que es una condición benigna que está presente en aproximadamente el 10 % de la población normal. Las complicaciones más graves, pero más raras, de la enfermedad de Fabry incluyen enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.
  • Otros síntomas pueden incluir diversos grados de malestar abdominal, movimientos intestinales frecuentes poco después de comer, dolor en las articulaciones, dolor de espalda principalmente en la región de los riñones o zumbido en los oídos (tinnitus).

Mujeres

  • Las mujeres pueden mostrar una amplia gama de manifestaciones clínicas. Algunas personas permanecen completamente asintomáticas y tienen niveles normales de un galón, mientras que otras se ven tan gravemente afectadas como los hombres hemicigotos. Es muy probable que esta variabilidad se deba a la inactivación aleatoria de una copia del cromosoma X en cada célula. El síntoma más común de la enfermedad de Fabry que se observa en mujeres heterocigóticas es la distrofia corneal, que ocurre en alrededor del 70 % de las mujeres. Otros síntomas que se han informado en mujeres con la enfermedad de Fabry incluyen: angioqueratomas, acroparestesias, anhidrosis, trastornos gastrointestinales, lesiones vasculares en la conjuntiva y la retina, enfermedad renal, complicaciones autonómicas y otras neurológicas como tinnitus y vértigo, anomalías cardiovasculares, anomalías cerebrovasculares, fatiga.

Niños

  • Aunque los signos y síntomas de la enfermedad de Fabry generalmente aparecen durante la niñez, a menudo se puede pasar por alto el diagnóstico. Los primeros síntomas de la enfermedad de Fabry en niños suelen ser dolor y angioqueratomas. Sin embargo, el dolor puede descartarse como «dolores de crecimiento», mientras que los angioqueratomas pueden pasarse por alto durante un examen clínico de rutina, particularmente si están confinados a lugares como la parte posterior de las orejas. La afectación cardíaca y renal también puede comenzar en la infancia, por lo que es necesario un diagnóstico precoz y un seguimiento cuidadoso. Otros síntomas incluyen hipohidrosis (incapacidad para sudar), síntomas gastrointestinales que simulan una enfermedad intestinal inflamatoria crónica, náuseas y vómitos recurrentes, vértigo, tinnitus, dolores de cabeza y fiebre.

Afectación renal

En el riñón se produce depósito de Gb3 en los podocitos, mesangio, endotelio del capilar glomerular, epitelio tubular, células endoteliales y de la capa muscular de arterias y arteriolas, y en las células intersticiales19-21. Los depósitos son progresivos y conducen a la glomeruloesclerosis y fibrosis intersticial19,20. Los datos iniciales de afectación renal son la isostenuria, microalbuminuria y ocasionalmente signos de disfunción del túbulo proximal; posteriormente aparece proteinuria que en el 20% de los casos puede ser superior a 3g en 24 h y la insuficiencia renal, con o sin hipertensión arterial22. Por otro lado, ha sido referido que hasta un 10% de los pacientes con enfermedad de Fabry tienen asociadas lesiones glomerulares por otras causas20.

No se conoce bien la velocidad de progresión de la nefropatía desde los estadios iniciales. En la forma clásica se suele llegar a la enfermedad renal crónica (ERC) severa (grado 5 de NKFDOQI) entre la tercera y quinta década de la vida22,23, mientras que en las formas incompletas puede ocurrir en edades avanzadas15,18. La progresividad de la afectación renal se ha relacionado con el grado de déficit enzimático22. Una vez instaurada la insuficiencia renal, la progresión a un estadio severo puede ser rápida, similar a la nefropatía diabética.

 

Signos y síntomas Enfermedad de Fabry

 

 

Tratamiento

El dolor asociado con la enfermedad de Fabry puede ser difícil de tratar, pero generalmente responde a medicamentos como Tegretol (carbamazepina), Dilantin o Neurotin. La metoclopramida, Lipisorb (un suplemento nutricional), la pancrelipasa pueden ser beneficiosas en el tratamiento de la hiperactividad gastrointestinal. El tratamiento aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para Fabry ha demostrado resultados positivos. Fabrazyme, la Terapia de Reemplazo de Enzimas (ERT) fue aprobada en 2003. En 2018, la FDA aprobó Galafold, una chaperona farmacológica.

 

 

Fuente:

fabry.org

revistadenefrologia.com. Enfermedad de Fabry: una forma de enfermedad renal crónica diagnosticable y tratable

 

 

Dra. Esther Tamarit Antequera

Nefróloga CHGUV

Coordinadora Blog Renal

 

Blog Escuela del Paciente Renal HGUV

La Escuela del Paciente Renal es un proyecto del Consorcio Hospital General Universitario de Valencía donde un grupo multidisciplinar compuesto por nefrólogos, psicólogos y nutricionistas tratamos aspectos de interés para pacientes con alguna patología renal o para aquellos que quieran conocer de una manera más profunda el mundo de la nefrología.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *