Paciente con insuficiencia renal crónica
Paciente Renal en las redes sociales
Higiene del sueño y enfermedad cardiovascular
Higiene del sueño y enfermedad cardiovascular

Según un estudio publicado en European Journal of Preventive Cardiology, aquellas personas que, además de llevar unos hábitos de vida saludables (realizar actividad física de forma regular, mantener una dieta equilibrada, moderar el consumo de alcohol y no fumar), duermen un mínimo de siete horas al día, reducen hasta en un 65% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y hasta un 83% el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular en comparación con aquellas personas que no siguen ningún hábito de vida saludable.

El estudio también reveló que por el contrario, dormir poco se asocia a una mayor incidencia de sobrepeso, obesidad, hipertensión, colesterol y triglicéridos.

"Un sueño reparador ayuda a disminuir la presión arterial, mejora la función endotelial y, en definitiva, es un factor más a tener en cuenta para la prevención de las enfermedades cardiovasculares", explica el Dr. Enrique Galve, presidente de la sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y miembro de la (Fundación Española contra el cáncer) FEC. "Mientras dormimos se produce una relajación muscular que también afecta a las arterias. Esta relajación provoca una bajada fisiológica de la presión arterial de entre un 10% y un 15%".

Sin embargo, el acostarse y levantarse más tarde los fines de semana podría repercutir negativamente sobre la salud; en concreto, esa variación alteraría el estado de ánimo, aumentaría la astenia e incluso elevaría el riesgo de enfermedad coronaria.

Esta práctica habitual de patrón de sueño se ha denominado jet-lag social. Investigadores de la Universidad de Arizona en Tucson (Estados Unidos) han puesto de manifiesto que por cada hora de jet-lag social aumenta un 11 por ciento el riesgo de cardiopatía, con independencia de los problemas de insomnio que además puedan aparecer.

Este estudio, que ha sido presentado en la Reunión Anual de la Academia Americana de Medicina del Sueño, en Boston, apunta a que la regularidad en el patrón de sueño, más allá de la cantidad horaria, desempeña un papel fundamental en la salud de las personas.

Se estudió a 984 adultos en los que se evaluaron los patrones de sueño, dieta, hábitos saludables y nivel de socialización, junto a un cuestionario que valoraba la diferencia de la duración del sueño entre semana y en el fin de semana.

Sierra Forbush, una de las autoras, apuntó que la regularidad del sueño podría incluso prevenir algunas cardiopatías.

Higiene del sueño y enfermedad cardiovascular

Diario médico

Fundación del corazón

Dra Ana Mª Oltra
Coordinadora Blog Renal
Nefrología. CHGUV

Comparte esta entrada

Comentarios

Aún no hay comentarios sobre esta entrada de blog.

Guía del Paciente Renal

Guía de bienvenida del Residente

Facebook

Twitter

Youtube

Google Plus

RSS

Imagen del día
Preparación para hemodiálisis domiciliaria
Preparación para hemodiálisis domiciliaria

Vídeo del día