Paciente con insuficiencia renal crónica
Paciente Renal en las redes sociales
Hipertensión arterial y consumo de sal
Hipertensión arterial y consumo de sal

La hipertensión arterial se define como valores de tensión arterial elevados por encima de los límites sobre los cuales aumenta el riesgo cardiovascular (esto es, por consenso, 140mmHg para la presión arterial sistólica y 90mmHg para la diastólica). Es una enfermedad altamente prevalente y que presenta complicaciones a largo plazo, como el desarrollo de insuficiencia renal crónica.

Dentro de los factores que pueden producir un aumento de las cifras tensionales se encuentra la alimentación, siendo de sobra conocida la relación existente entre el consumo de sal y el desarrollo o empeoramiento de la hipertensión arterial. Actualmente se recomienda un consumo menor a 5g al día de sal, encontrando que la mayoría de las personas casi duplican esa cantidad diariamente.

En un artículo publicado recientemente en la revista Hypertension se pone de manifiesto que, aunque determinados alimentos, como frutas o verduras, contribuyen a disminuir la presión arterial gracias a su contenido en vitaminas y minerales, este efecto no es capaz de contrarrestar la influencia adversa del consumo excesivo de sal como se creía anteriormente.

Por tanto, este estudio pone de manifiesto que tener una dieta baja en sal es la clave, incluso si la dieta es sana y equilibrada en el resto de alimentos. Además, debido a que la mayoría de la sal que tomamos proviene de alimentos procesados, cobra especial importancia a la hora de insistir a los fabricantes de alimentos para que tomen medidas encaminadas a disminuir la sal en sus productos.

Fuente original

D. Ángel Palacios. MIR 1º Año
Dra Ana Mª Oltra. Coordinadora Blog Renal
Nefrología. CHGUV

Comparte esta entrada

Comentarios

Aún no hay comentarios sobre esta entrada de blog.